martes, 18 de febrero de 2014

Explícale a tus hijos lo que sucede el Miércoles de Ceniza


Unos días antes del Miércoles de Ceniza, trato de colocar un recipiente pequeño con sal o azúcar pintada de negro sobre nuestro altarcito con un letrero que dice: "Conviértete y Cree en el Evangelio". Esto lo dejo ahí hasta el fin de semana.

Cuando mis hijos han estado pequeños, he usado esto para explicarles lo que sucede cuando vamos a la Iglesia el Miércoles de Ceniza. Les digo que es el primer día de la Cuaresma y que el padre va a tomar las cenizas de las palmas del Domingo de Ramos del año pasado (que han sido quemadas para esto) y va a hacer la señar de la cruz en nuestra frente diciendo: "Conviértete y Cree en el Evangelio" o "Polvo eres y en polvo te convertirás".  También les digo que es una invitación a la oración y a la penitencia.Tratamos de ir a tomar ceniza en la mañana para que tengan oportunidad de conservarla por el resto del día.

Si puedes, lee con ellos la bendición de la ceniza que viene en el Misal, antes de ese día:
"Hermanos, pidamos humildemente a Dios Padre, que bendiga con su gracia esta ceniza que, en señal de penitencia, vamos a imponer sobre nuestra cabezas... Tú que no quieres la muerte del pecador, sino su arrepentimiento, escucha, Señor, con bondad nuestras súplicas y bendice esta ceniza que vamos a imponer sobre nuestra cabeza en reconocimiento de que somos polvo y al polvo hemos de volver, a fin de que el ejercicio de la penitencia cuaresmal nos obtenga el perdón de los pecados y una vida nueva a imagen de tu Hijo resucitado. Por Jesucristo, nuestro Señor".
Me gustó este cita que encontré en una Enciclopedia Católica sobre este día:
”Leemos en ambos libros en la Antigua Ley y en la Nueva que los hombres que se arrepentían de sus pecados se cubrían a sí mismos con cenizas y vestían sus cuerpos con cilicio. Ahora hagamos este poco al comienzo de nuestra Cuaresma, que rociemos cenizas sobre nuestras cabezas para denotar que debemos arrepentirnos de nuestros pecados durante el ayuno cuaresmal.”
También me pareció que Catholic.net, tiene un excelente artículo en donde explican sobre el origen de esta práctica. 

Te comparto la foto de la primera vez que le traté de explicar a mi hijo mayor, que ahora tiene 16 años, lo que era el Miércoles de Ceniza, en aquél entonces estaba por cumplir ¡¡3 añitos!!  Ya ni recuerdo qué le dije, pero al menos tenía toda la buena intención  :  )
¡
Todo por amor a Cristo y a su Iglesia!

Xhonané





5 comentarios:

  1. Hermosa foto, gracias por compartir, como catequista te cuento que dificil es transmitir en los tiempos actuales a los niños nuestra fe. En mi parroquia, literalmente nos partimos la cabeza para que la semillita que plantamos algún día de algún fruto, ya que, por norma, los padres no están por la labor y los niños vienen "in albis" a la catequesis. Una hora a la semana es poquita cosa pero lo hacemos con ilusión; un besazo enorme desde Málaga, España, se te sigue y se te aprecia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te pague Bouganvilla!!! Tienes razón que es difícil transmitir la fe, siempre hay retos.... tal vez no podremos cambiar el mundo, pero sí podemos vivir la fe en nuestro hogar en el día a día!! Pidamos la gracia para perseverar!!! Dios te siga bendiciendo!!!

      Eliminar
  2. Muchas gracias por todo lo que compartes.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ShareThis