lunes, 2 de enero de 2012

Nuestra celebración de Navidad

¡Feliz tiempo de Navidad!

Esta es una breve reseña de nuestra celebración en Noche Buena y la mañana de Navidad. El 24 en la mañana, mi hijo menor se levantó temprano porque quería abrir la última bolsa de Adviento (todavía me falta subir fotos de esto, pero será en otra entrada). Después de orar y celebrar el último día del Adviento, guardamos todo y sacamos las decoraciones de Navidad. 

Fue un día muy alegre, escuchamos música de Navidad mientras estábamos limpiando la casa y preparando todo. A terminar, decidimos tomar una siesta para poder estar "despiertos" en la Misa de Noche Buena.

Nos pusimos nuestro mejor vestido y nos arreglamos para celebrar la ocasión. A mis hijas se les ocurrió hacerse unos peinados muy bonitos, a ver qué les parece:



Pusimos la mesa, adornándola de manera especial y terminamos el pastel con el Nacimiento hecho con galletas:


Después nos sentamos a cenar y brindamos dándole gracias a Dios por poder celebrar este día tan especial.



Al terminar, nos fuimos a Misa. Cuando llegamos, ¡todo se veía hermoso! Había nochebuenas por todo el altar, el Pesebre estaba lindo como siempre y todas las luces estaban prendidas:


De hecho, llegamos media hora antes porque se organizaron unos villancicos antes de la Misa y a mi esposo le tocó cantar. Todo les salió bellísimo, ¡una bendición!


Después de Misa, nos tomamos unas fotos, esta es una de ellas junto al pesebre:


Al llegar a la casa, decidimos "descubrir" quién habia sido nuestro amigo secreto durante Adviento. Creo que no he compartido sobre esto. Desde hace varios años, hemos tenido esta tradición familiar en la que jugamos al amigo secreto en Adviento con la intención de hacer cosas de manera secreta por el otro. 

Nos pusimos de acuerdo de que en Navidad le daríamos un pequeño regalo de 5 dólares. Cada quien lo compraría con su propio dinero. Esto estuvo muy divertido, pues los niños de verdad que no querían dar ni una pista de quién era su amigo secreto. Ellos quisieron ir a la tienda donde todo es a dólar, de esa manera, les podía "rendir" el dinero.




Como ya era muy tarde, nos fuimos a dormir. Al día siguiente, los niños se vistieron de José, María y pastores para arrullar al Niñito. Usamos la oración que compartí para rezar en familia.



Ahora, cada día de Navidad, prendemos una vela blanca, recordando que Jesús es la verdadera luz que alumbra al mundo y nos vamos turnando para cargar al Niñito Jesús mientras oramos.



Gracias sean dadas a Dios, que por su infinita misericordia, ha querido hacerse hombre para quedarse con nosotros. ¡Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad!.

Deseo de todo corazón que la alegría de saber que Dios es Emmanuel, esté en tu corazón y que puedas experimentar el gran amor de Dios en todo momento.

¡Feliz tiempo de Navidad!

¡Todo por amor a Cristo y a su Iglesia!


7 comentarios:

  1. Gracias por compartirlo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. ¡Feliz Navidad y Año Nuevo!
    Me interesó lo de la vela blanca, ¿podrías contar más? (si es que no lo hiciste y lo perdí por el viaje...)
    CAriños desde Bariloche nuevamente

    ResponderEliminar
  3. ¡gracias a tí por tu visita Angelo!!


    Querida Bea, sólo es una vela grande, que por cierto, llevo un par de años queriendo decorarla, pero no me he dado el tiempo. Esta vela sustituye la Crona de Adviento y representa a Jesús.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  4. mi querida amiga, que bendicion tu Navidad junto a tu hermosa familia, y aqui mas ideas que podemos integrar...un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  5. Pero ¡¡¡¡qué guapísimooooos estáis todos!!! Ya nos queda muy poquito de Navidad...a seguir disfrutando...
    Me gusta la idea del amigo invisible de Adviento, tienes que contar detalles. Eres genial ja,ja...
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Gracias Martha! Vivir en familia nuestra fe es una de las bendiciones más grandes!! Gloria a Dios!


    ¡Que amable Paloma querida!! Me has hecho reir con lo del amigo "invisible", suena bien, ja, ja, ja!!
    En realidad es muy sencillo. Ponemos los nombres en papelitos y los sorteamos. Cada quien lee el nombre que le toca y hace todo lo posible por no decir quién es (lo cual es difícil con loa más chiquitos), pero la idea es que cada día, tenemos que buscar oportunidades de amar y servir a nuestro amigo secreto... ayuda a la cretividad!! Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Muy linda experiencia...Felicitaciones...Pido orar bastante para que muchas familias puedan vivirla

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ShareThis