lunes, 7 de diciembre de 2009

Nuestro Párroco - Celebrando el Año Sacerdotal

" El sacerdocio ministerial no tiene solamente por tarea representar a Cristo -Cabeza de la Iglesia- ante la asambles de los fieles, actúa también en nombre de toda la Iglesia cuando presenta a Dios la oración de la Iglesia y sobre todo cuando ofrece el sacrificio eucarístico".  Catecismo de la Iglesia Católica #1552


Dentro de nuestra celebración del Año Sacerdotal, nos toca hablar de "Nuestro Párroco". Esto es parte de una serie de actividades que celebran el Año Sacerdotal en familia. Si es la primera vez que vez este material, te animo a que te unas, más vale tarde que nunca. Las actividades anteriores son:

                                          1. El Año Sacerdotal- Julio
                                          2. El Santo Cura de Ars- Agosto
                                          3. Las Vocaciones- Septiembre
                                          4. Nuestro Papa Benedicto- Octubre
                                          5. Nuestro Obispo- Noviembre


Ideas para celebrar a "Nuestro Párroco" en familia:

- Quiero empezar con un test de "Estima Sacerdotal" que ví en el blog Razones para Vivir. Realmente me pareció muy importante que nos preguntáramos cuánto apreciamos el don del sacerdocio. Te invito a que lo contestes y veas cuál es tu resultado. Tal vez quieras hacer algunas de estas preguntas a tus hijos.

- Coloca la foto de tu párroco en el Banderín del Año Sacerdotal. Si no sabes mucho de su vida, tal vez sea una excelente oportunidad para invitarlo a comer y preguntarle su testimonio.



- Adopta a un sacerdote.  Catholic.net tiene una campaña permanente en la que  piden "encomendarlos en la oración y ofrecer sacrificios para que Jesucristo les conceda fortaleza y el don de la perseverancia en su misión redentora". De hecho, puede ser tu propio párroco. Ahí mismo lo puedes incribir para que otras personas oren por él. Otro lugar para adoptar sacerdotes es "Lazos de Amor Mariano".





- Incluye alguna de estas oraciones por los sacerdotes (dedicadas a tu párroco) en tu oración diaria y/o después de Misa. Estas oraciones las ví en este blog dedicado al Año Sacerdotal, te lo recomiendo. Si quieres imprimirlas, aquí están todas en un documento Word.



- Regálale una cajita con notas agradeciéndole cosas específicas que ha hecho por tu familia. Pïdele a cada uno de tus hijos que le escriban cosas buenas que ven en él o cosas que él haya hecho por ellos. Mis hijos al principio no sabían qué escribir, así que les empecé a hacer pregustas para ayudarlos a ver esas cosas buenas: "¿Te parece que el Padre es generoso al decir que sí a Dios?, ¿Crees que es difícil ser sacerdote?, ¿Por qué?, ¿Te han ayudado sus consejos cuando te has confesado con él?, ¿Podríamos tener Misa si no tuviéramos al Padre?, ¿Podrías confesarte si no estuviera el Padre?, etc". De hecho, yo invité a otras familias a unirse a nosotros y gracias a Dios, logramos juntar varias notitas que esperamos lo animen en su entrega al servicio de la Iglesia.



- Considera la posibilidad de ayudar a que tu párroco asista a la Ceremonia de Clausura del Año Sacerdotal en Roma el próximo Junio del 2010Es increíble cómo ideas como ésta pueden lograrse con la ayuda de Dios. Aunque parezca imposible, si es su voluntad, se logrará.

Te cuento que mi cuñada y yo soñamos con ayudar a un sacerdote amigo nuestro, a que asistiera al Retiro Internacional de Sacerdotes en Ars, Francia, el pasado Octubre. Lo primero que hicimos fue poner todo en manos de Dios para que, si era su voluntad, se abrieran las puertas. Después mi cuñada le preguntó a su párroco si le daba permiso al Padre Aarón de hacer este viaje (El Padre Aarón es recién ordenado, así que por ahora es Vicario). Cuando supimos que sí era posible que fuera, investigamos cuándo dinero necesitábamos para el viaje (costo de la conferencia, hospedaje y avión).  Tmabién nos aseguramos que tuviera pasaporte con visa válida. Después, nos dedicamos a buscar familias que nos pudieran ayudar económicamente...y apesar de estos tiempos difíciles, ¡¡Con la ayuda de Dios, juntamos el dinero que necesitábamos!!  Con el permiso del Padre Aaron, te comparto lo que me escribió cuando le pregunté cómo le fue en este viaje:

"Pues qué te puedo decir, cualquier palabra se quedaría corta para describir lo increíble de la experiencia que Dios me regaló esos días. El retiro fue inolvidable, y de verdad que el Señor supo sembrar en mi, las semillas que eran mas necesarias para mi sacerdocio. Sentí de una forma muy especial su amor, su presencia y sobre todo su consuelo, que era algo que necesitaba sentir en esos días. Conocer a tantos hermanos en el ministerio, te da una gran esperanza, al ver a tantos que como uno, se esfuerzan y que creen que sí vale la pena dejar todo por Cristo.
La presencia de tantos cardenales tambien fue un signo que a mi me movió mucho, sobre todo al verlos tan sencillos, sin pedir ninguna atención ni privilegios, compartiendo con todos, haciendo cola para la comida, presidiendo las misas, los oficios, etc, etc, etc.
Las conferencias estuvieron verdaderamente inspiradas, y cada noche teníamos una vigilia especial. Pero lo mas hermoso, como debe de ser, eran las Eucaristías, siempre en latín, y con una liturgia impecable, preciosa, cantando en francés, en italiano, en inglés, en español, hasta en polaco, jaja. y efectivamente, todos los días (lo digo con toda verdad) pedía por cada uno de ustedes, de las familias y personas que hicieron posible que yo viviera estos momentos, y de manera especial el jueves, que tuvimos con nosotros el relicario con el corazón del Santo Cura de Ars, los encomendé con mucho cariño a su protección.
Un abrazo fuerte a toda la familia y mi mas sincero agradecimiento...por ayudarme sin merecerlo, para vivir este encuentro con su amor. Abrazos en Cristo, el que Es. Padre Aarón".



"El sacerdocio es el amor del corazón de Jesús". San Juan María Vianney.

 
Foto de los regalos: http://media.photobucket.com/image/presents/hayley4naley/presents.jpg

1 comentario:

  1. Quiero compartir este hermoso mensaje de mi amiga Paula, que agrega mucho a esta actividad:

    "En este mes del Año Sacerdotal, nuestra familia sintió el llamado a conocer más a nuestro Párroco. Mi hija de 7 años elaboró una lista de preguntas que ella queria hacerle al Padre. Hicimos cita con él despues de una Misa y grabamos en video la entrevista. Fue una experiencia muy positiva para todos: mi hija tuvo la experiencia de entrevistar a "su Párroco," y de poder darle un momento especial
    a su vida personal, espiritual, y parroquial. Lo conocimos un poco más y aprendimos
    sobre su personalidad, sus sentimientos, y sus quehaceres diarios.
    Lo más especial fue escuchar su testimonio sobre la última pregunta: ¿Cómo supiste
    que querias ser un sacerdote? Creo que mi hija llevara en su corazon las palabras
    de nuestro Parroco: ´-que Dios nos habla a todos de diferentes formas, y que no siempre es algo que nos dice con voz alta y por escrito, sino por los peque&os acontecimientos de cada dia.

    Las preguntas que hicimos son:
    - ¿En dónde nació?
    - ¿En dónde vive?
    - ¿Qué hace al despertar?
    - ¿Cuándo se siente más cansado, triste y feliz?
    - ¿Quá hace antes de irse a dormir?
    - ¿Qué es lo que le gusta más de ser sacerdote?
    - ¿Qué es lo que le gusta de su parroquia?
    - ¿Puede confesar en su casa?
    - ¿Qué hace usted si se cae una Hostia consagrada?
    - ¿A dónde va después de Misa?
    - ¿Cómo supo que quería ser sacerdote?

    Saludos,
    Paula

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ShareThis