martes, 3 de julio de 2012

Testimonio de una nueva mamá homeschooler

Este es el testimonio de una amiga mía. Le agradezco que haya aceptado que lo publique...


"Un nuevo reto, un cambio de ruta, un nuevo caminar. 
Cuantas veces he sentido el llamado de Dios tan claro, pero le digo:  ¿me estas pidiendo eso a mí?  Tú me conoces, conoces mis limitaciones. Pensando que me conozco mejor que lo que Dios me conoce. Cerrando las puertas a la gracia que Dios nos da y no confiando en él, simplemente sigo mi camino.

Cuando mi hijo mayor estaba en "edad escolar" lo registramos en el pre escolar y él era feliz le gustaba mucho. Era un niño muy sociable que le gustaba aprender conocer gente y reír. Cuando llego a Kínder amaba a su maestra, sufría la separación en el fin de semana y extrañaba a una amiga que hablaba español (no es fácil un latino en el área donde vivo). La maestra decía que era un niño muy brillante pero muy inquieto, por ser tan inquieto tuvo bastante problemas hasta ir a la oficina del Director. A nivel motor tenía bastantes problemas, pero no podían ofrecerle ayuda porque cognoscitivamente estaba bien. A nivel de habla sufría tartamudeo y tampoco le quisieron dar servicio en ese momento, solo le dijeron que se relajara antes de hablar. 

Llega al primer grado de primaria cada vez que le tocaba hacer la tarea era un dolor de cabeza para él y para mí. El no quería porque estaba cansado y le dolía la mano al escribir (no lo culpo, solo hay que ver como agarra el lápiz, con solo verlo ¡me duele la mano a mí!) Llegaba a la casa llorando, le preguntaba ¿Que paso en la escuela? y el me decía: Nada mami, yo no sé porque lloro. Le escribí a  la maestra nunca contesto. Cuando tuve conferencia con ella me decía, él se ve feliz y los compañeros lo quieren mucho además académicamente es muy brillante. Su problema es que no puede mantenerse enfocado y distrae al grupo. Fue en una ocasión a la oficina del director porque en la cafetería hablaba muy alto y no se quedaba sentado.

Segundo grado de primaria se dio con una maestra excepcional. Ella lucho para que recibiera terapia de habla y gracias a Dios habla con bastante fluencia actualmente. Las maestras anteriores no veían su problema porque leyendo no tiene ningún problema de tartamudeo y lo adjudicaban a que era bilingue. En cuanto a lo motor ninguna ayuda ya que era un estudiante destacado a nivel académico. Le encanta leer y es por eso que sus conocimientos eran amplios. Pero se sentía solo tenía miedo de hacer nuevos amigos. Se deprimió al nivel de decir que quería morir. Las tareas siempre fueron su problema aunque las terminara no las llevaba. La maestra lo quiso mucho y le ayudo siempre.

Tercer año de primaria comenzó a dar problemas de conducta, no salía de la oficina del director!  Para nosotros fue un proceso demasiado doloroso. Su autoestima por el piso su interés en aprender por el piso, además no se estaba comportando de acuerdo a nuestros valores familiares. Trate de cambiarlo de Escuela, pero no lo logre. Pagar un colegio privado fue considerado, pero tenemos 3 hijos y sabíamos que económicamente iba a ser imposible. La idea de homeschooling siempre me había gustado, pero mi inglés es malo y yo nunca fui una buena estudiante. Eso lo veía como opción para otras familias.

Cuarto grado  y ultimo grado de primaria en el distrito escolar al cual pertenecemos. El comienza a dar problemas a nivel académico por su problema con las tareas (gracias a Dios no dio problemas de conducta). Contacto a su maestra trato de hacer lo que pudo pero, como el niño no tenía un diagnóstico de ADD (déficit de atención), legalmente no podía hacer mucho. Tuve reuniones con los profesionales de la escuela pelee llore y lo peor mi hijo cada vez menos él. Deseando que llegaran las vacaciones para recuperarlo. Verlo sufrir ya que su fuerte, era lo académico. Me encuentro con un niño que según las pruebas estandarizadas del estado es sobresaliente y sus calificaciones mmmmm. El proceso de diagnóstico ¡devastador!!!

Durante su tercer y cuarto grado estudie mucho el homeschooling, no porque lo fuera hacer más bien porque mi pequeño tiene problemas motor fino y no quería que pasara lo mismo. Mi hermana es homeschooler usa el método Montessori. A ella le dijeron que no se sabía si su niña pudiese hablar o caminar, ella le ofreció terapias y las reforzar con el método de enseñanza en el hogar y ¡hay que verla! Al ver los resultados comencé a seguir blogs de homeschooler para tomar ideas y ayudar a mis hijos. 

En este proceso me di cuenta que siempre confié la educación en su totalidad a la escuela ¡mi pecado! y no me deje llevar por lo que Dios en mi corazón me decía debía hacer. Comencé a trabajar con mis tres niños, pero es muy difícil cuando los envías a la escuela lograr lo que en la casa tienes como prioridad. Entre la tarea y otras cosas se te acaban las pocas horas disponibles para trabajar con lo que para nosotros como familia, es lo más importante. 

Este año súper frustrada, le dije a mi esposo, colegio privado o homeschooling para mi hijo mayor el próximo año y para mi sorpresa estuvo de acuerdo. Es cuando comencé a doblar rodilla. Un proceso intenso de oración que me transformo a mí. Estar frente al sagrario es algo que no se puede describir. Reforcé mi relación con Dios. A mis manos llego un libro que yo comencé a leer hace más de un año se llama A Mother's Rule of Life, pero como era de homeschooling lo guarde para dárselo a mi hermana. Arreglando la casa lo vi y era de organización y homeschooling. Mi mayor miedo con educar en el hogar es que soy muy desorganizada. Comencé a leer el libro y fue muy sanador,  me dije a mi misma, si yo puedo mantenerme organizada en lo que queda del año estoy lista para intentarlo. ¡Y lo logre! Cuando le dije a mi esposo, que pensaba que la mejor alternativa era educarlos en el hogar ¡el me apoyo! !eso es un milagro! Ya tomada la decisión lo veo tan claro, eso es lo que Dios quiere. ¿Por cuánto tiempo? No sé. Pero sé que será un proceso sanador. 

De lo más que me impulso a tomar la decisión fue entender que Dios nos quiere santos y si me dio el don de ser madre es para guiar a mis hijos por ese camino, confiando en que él obra".



6 comentarios:

  1. bella esta historia, gracias por compartirla con todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Con todo gusto! Gracias por dejar tu comentario!!! Bendiciones : )

      Eliminar
  2. Muy edificante. Admiro a todas las madres que se animan a realizar este métod de educación y no solo con uno de los hijos sino con toda la familia.¡ Bendito sea Dios!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es sólo gracia de Dios Mariauxi, no hay otra forma de explicarlo, pues no es facil, hay mucho sacrificio... sólo la mirada en el cielo nos permite seguir adelante! Todo con la gracia de Dios, nada sin ella! Un abrazo

      Eliminar
  3. Me llegó tanto la frase del final, gracias por comparitrlo, me anima a continuar con este reto. Voy a buscar ese libro.
    Abrazos y bendiciones.
    Familia homeschooler en Ecuador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡GLoria a Dios! Qué bendición que nos podamos apoyar unas a otras!! Gracias por tu visita y por tu comentario!! Bendiciones!

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

ShareThis